Medidas para aspirar a una compra sostenible

En el año 2018 se produjeron en el mundo unos 360 millones de toneladas métricas de plástico. O lo que es lo mismo, 40 kilos por cada habitante del planeta. De todos ellos, unos ocho millones de kilos terminaron en el mar, inundando mares y océanos. Esta invasión de residuos en el ecosistema marino es considerada por el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) como uno de los principales problemas ambientales. No es el único que genera un material tan altamente contaminante como habitual en el día a día. Están en todas partes, desde el trabajo hasta actividades tan rutinarias como hacer la compra.

Seguir leyendo.