Mi casa no es como las demás. Nuevas formas de vivir que se abren paso en España

Pagar mucho y vivir mal. Es lo primero que le viene a la mente a cualquiera que aspire a residir en el centro de muchas ciudades españolas. A su vez, el que se imagine de anciano posiblemente se vea atendido por sus familiares o, con suerte, ocupando una de las escasas plazas de residencias públicas. Pero no todo está escrito en lo relativo a la vivienda. A su escala, existen proyectos que quieren cambiar esta realidad. Se basan en una arquitectura comprometida con el medioambiente, una convivencia participativa y fórmulas de propiedad accesibles que no engorden la burbuja inmobiliaria.

Seguir leyendo.