‘Order’, ‘order’, ‘order’, en la Asamblea de Madrid

No es John Bercow, el speaker (presidente) del Parlamento británico que se desgañitó durante diez años para controlar a los representantes de la Cámara de los comunes (“Order, order, order!”), pero a veces se le parece. Desde que la actividad parlamentaria volvió a la Asamblea de Madrid, en febrero, Juan Trinidad se ha multiplicado para evitar que las palabras gruesas, los adjetivos hirientes y los encontronazos verbales entre los diputados acaben en algo más. Entre gritos, aplausos y abucheos, el presidente del Parlamento regional ha visto cómo los incendios se multiplicaban en la Cámara durante los tres últimos plenos, mientras se debatía sobre el veto parental educativo o la LGTBIfobia, o porque los diputados se enzarzaban en alusiones personales. Y ayer, en otro día duro, tenso, de ataques cruzados, tuvo un arranque de sinceridad sin precedentes.

Seguir leyendo.