Erdogan amenaza con mantener abierta la frontera hasta que la UE se implique en la crisis humanitaria siria

Al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, no le van los faroles: es hombre de órdagos y, tarde o temprano, acaba cumpliéndolos. “¿Qué dijimos hace meses? Que si esto seguía así, nos veríamos obligados a abrir nuestras puertas. Pero no nos creyeron”, afirmó Erdogan este sábado en un discurso en Estambul. Es cierto, que, como en el cuento, el mandatario turco había gritado tantas veces aquello de “os enviaremos oleadas de refugiados”, a fin de obtener algún tipo de concesión o apoyo a sus políticas, que los diplomáticos europeos ya lo consideraban una cantinela habitual de su narrativa. Hasta que se hizo realidad y miles de refugiados y migrantes se han concentrado ante las puertas de la Unión Europea siguiendo la promesa turca de una apertura de fronteras.

Seguir leyendo.