¿Por qué necesitamos que matemáticos y filósofos trabajen juntos?

La revolución digital va a mayor velocidad que ninguna otra revolución del pasado. Los nuevos empleos que surgen de ella requieren cualidades personales como la flexibilidad y el aprendizaje continuo, además de conocimientos tecnológicos. Las matemáticas siguen siendo importantes, pero sin una comprensión global y humanista del mundo, no será posible seguir avanzando. ¿Cómo es el empleo del mañana?

Seguir leyendo.