Jerséis de lana… y de sangre de alpaca

Los agudos chillidos de las alpacas durante los escasos minutos que dura la grabación son suficientes para hacerse una idea del sufrimiento. Ni siquiera haría falta ver el vídeo. Pero sí, imágenes y sonidos estremecedores conforman la denuncia que la organización Personas por el Trato Ético a los Animales (PETA) ha difundido a lo largo y ancho del ciberespacio para demostrar maltratos y torturas en la mayor granja privada del mundo de estos animales.

Seguir leyendo.