La literatura que inspiró el ‘Hollywood’ de Netflix

El relato de la Edad Dorada de Hollywood no tiene los matices del cine que se producía en sus majestuosos estudios. Los tonos de gris del blanco y negro se pierden, y por un lado está la cloaca, el Hollywood cruel y morboso, salvaje y sin piedad de listas negras y abusos de poder, el eterno Hollywood de juguetes rotos y espirales de locura, de exclusión y asfixiante exposición; y, por otro, el sueño, el exuberante espejismo de otro mundo en el que todo acaba siempre bien porque la realidad filmada es perfección y esperanza y hasta justicia –o debe parecerlo–, he aquí el Hollywood que se jacta de sus flashes y su glamour, de la fama y la belleza, del éxito merecido y tan costoso pero, otra vez, justamente alcanzado.

Seguir leyendo.