La ingratitud de nuestra sociedad con los viejos

Por fin el problema de los ancianos muertos en las residencias juega ya en la pista central del coronavirus. No ha tenido este asunto una juez Medel o un coronel De los Cobos, ni ha habido Cayetanas airadas o caceroladas