El audio como estrategia lúdica

El audio como estrategia narrativa, pero también lúdica está desarrollando un papel importante en algunos de los proyectos más interesantes de los últimos tiempos. 2020 ha visto el nacimiento de muchas experiencias inmersivas para prevenir la dificultad de la lejanía impuesta por la pandemia global. Por tanto, parece haberse vuelto natural hoy en día vivir con una especie de acompañante digital con el que experimentar experiencias inmersivas, digitales y divertidas. La voz, omnipresente en las experiencias de los videojuegos, fortalecería la cohesión entre los jugadores.

Seguir leyendo.

2021: ¿el año en el que volveremos a viajar?

Por eso, esta noche, cuando den las campanadas nos merecemos soñar. Fantasear con que el año que entra será el principio del fin de este negro túnel que nadie esperaba atravesar. El año en el que volvamos a viajar y a reír y a reunirnos. Si pudieras soñar, ¿a cuántos de los destinos que aparecen en este vídeo viajarías en 2021? 

Seguir leyendo.

Despedimos el año con la mejor compañía

ACABA UN AÑO DURO. Un año de inseguridades, miedos y reflexión. Pero también de aprendizajes, complicidades y aplausos en el balcón. Este 2020 ha sido el de las videollamadas y los aperitivos virtuales a través de una pantalla. En ese contexto de distanciamiento social y soledad, las redes sociales se convirtieron en un campo de cultivo de iniciativas culturales, cómicas o personales que han ayudado a desconectar de la realidad, a huir de cifras malditas de la pandemia.

Seguir leyendo.

¿Te pondrías la vacuna?

Me desconcierta el recelo del ciudadano común. Ninguna agencia del medicamento se atrevería a dejar que circulara por ahí un producto, por mucho que urja a la sociedad, si no tiene la seguridad de que va a funcionar

Que el azar decida

La salud pública se encomienda a unas instrucciones que se van a ir debilitando en los próximos días y a una enternecedora e ineficaz invocación general de no bajar la guardia

Asistencia primaria: ¿burro de carga o casa de los milagros?

Cuando llegó el coronavirus descubrimos las carencias, las dificultades en las que estaba moviéndose esta red asistencial.- Ahora se va a encargar de la campaña de vacunación

El virus, Madrid y la Navidad

Nadie sabe muy bien por qué Madrid está consiguiendo reducir el número de infectados por el coronavirus: los propios expertos vacilan a la hora de interpretar las razones

Crecer en tiempos de covid

Ahora mismo el futuro no es algo que se pueda controlar. Hay que ir adaptándose”. Las palabras de Lara, que acaba de cumplir los 18, encierran la sabiduría que han mostrado los más jóvenes ante la pandemia. La respuesta de una generación que vive esta crisis inédita en plena edad de crecimiento y desarrollo.

Seguir leyendo.

“Me siento más cerca de los viejos que pelean que de los que lloran”

Lleva mucho tiempo en edad de jubilación y ahora, desde que estalló la pandemia, es población de riesgo, pero no se achanta. Miguel Ríos (Granada, 76 años) dice que apenas sale de casa, pero tiene mucho que hacer. Cuando puede se escapa a los estudios Black Betty, del productor José Nortes, en el madrileño barrio de Ciudad Lineal, para grabar canciones de un futuro álbum “sin fecha de salida”. Los tiempos son “jodidos” y le han llevado a escribir La estirpe de Caín y El blues de la tercera edad, primeras composiciones publicadas de su puño y letra en 12 años. Hay más en camino. Una de ellas es una versión de una canción de Frank Sinatra y otra está inspirada en la noche de San Juan que, bajo la hábil producción de Nortes, suenan como las dos nuevas ya conocidas: limpias y profundas, con ese vozarrón de uno de los grandes pioneros del rock and roll en España. Mientras se toma una copa de vino en el estudio de grabación, el músico asegura que “no tener esperanza es lo peor que le puede pasar a un ser humano”, y cita en más de una ocasión Sapiens, el best seller del historiador israelí Yuval Noah Harari que trata la evolución de la humanidad desde sus orígenes, para afirmar que “la humanidad es un accidente”.

Seguir leyendo.

Un atleta con síndrome de Down completa un Ironman

Terminar un Ironman es una hazaña para cualquier triatleta, pero cuando Chris Nikic cruzó la línea de meta el pasado fin de semana, fue aún mayor: el joven estadounidense de 21 años es el primer atleta con síndrome de Down en alcanzar el logro. Casi 17 horas después de echarse al agua para nadar 3.860 metros, recorrer 180 kilómetros en bicicleta y otros 42,2 corriendo, cruzó la línea de meta en la playa de Panama City, en Florida este sábado.

Seguir leyendo.

La vacuna está cerca, pero el virus sigue aquí

Bienvenida sea la ilusión, mientras no cometamos dos errores muy graves: hacer, como hicimos en junio, como que ya esto hubiera pasado, y que no recordemos más adelante que lo público es fundamental

Estado de ansiedad

Antes de que toda España comenzara a familiarizarse con las fases de la desescalada antes de que se promulgaran siquiera, un hombre llamado Íñigo se enfrentó a su propia montaña rusa en varias fases: la primera arrancó cuando su padre, el periodista José María Calleja, ingresó en el hospital en Madrid y él se vio encerrado en su realidad de Tenerife, sin poder llevarle siquiera un libro, una ropa, un gesto. La segunda, cuando murió y él tuvo que volar a la capital a hacerse cargo de las gestiones enloquecidas en un mundo vaciado, sin abrazos. La tercera, cuando volvió a sumergirse en su soledad de Tenerife a iniciar un duelo con la ayuda, acaso, del WhasApp. Y habrá más fases, que ya saldrán, porque mientras todo esto ocurría, Rosa, una abogada de Málaga que estaba al borde de empezar a disfrutar de la jubilación con viajes, clases, charlas, exposiciones y abundante vida social, se topó de un día para otro con que alguien llamaba a su puerta y era la vejez en persona. Por otra puerta se fue la juventud de Alberto, médico madrileño que llora entre paciente y paciente y siente que esa etapa de su vida se ha ido para siempre. O Silvia, sanitaria gallega, que tira la toalla después de que el miedo la arrasara a ella y a su niño pequeño, que dejó de comer en una larga ausencia que, obviamente, no entendió. Y muchos más que irán saliendo aquí, en esta historia que intenta hilar cómo la pandemia nos ha trastocado la vida, ha sido un shock para nuestra salud mental y ha dejado un reguero de miedo, estrés, angustia, ansiedad, culpa, incertidumbre, depresión, tristeza, estigmatización y duelos que no son de nadie, porque son de todos. Y que se prolongan en una situación sostenida de la que no se ve el fin. Y no estamos locos, no.

Seguir leyendo.

En la lucha contra el coronavirus se nos ha olvidado el coronavirus

El fragor de la batalla jurídico-política para determinar responsabilidades de unos y de otros, junto a la gravísima preocupación por las repercusiones económicas, nos ha hecho perder de vista que estamos ante un problema de salud pública. Y eso es un error absoluto.

La bolsa o la vida, la falsa disyuntiva

Todos los gobernantes vacilan, solo quienes están en la oposición se manejan con certezas. Y por eso, conviene que rebajemos el tono de todas las confrontaciones, porque esto va para largo, va a ser muy duro y la gente se está poniendo muy nerviosa

Momentos críticos

No podemos caer en la apretura como en primavera para después desbocarnos en Navidad, como lo hicimos en el verano

Primer test para el nuevo Casado

Sería muy lamentable que el líder del PP intentara exhacerbar su voluntad opositora hacia el estado de alarma que quiere dar cobertura a los toques de queda, otorgando maniobrabilidad a las comunidades autónomas en las distintas restricciones

Abascal, Casado, Sánchez y la moción de censura

El presidente del Gobierno no debería desdeñar los reproches de Vox, porque algunos de ellos han entrado en la sociedad de una manera mucho más transversal de lo que debería haber ocurrido

La prueba que necesitaba una madre para demandar a un policía por esposar a su hijo autista

“¿Has estado acusado de un delito antes?”, le preguntó un agente de policía escolar a un niño de siete años al que acababa de esposar en su colegio. “Bueno, pues ahora estás en camino de estarlo”. El policía Michael Fattaleh se había presentado en el colegio de educación especial en el que estudiaba el pequeño, que había empezado a escupir. Casi 40 minutos duró el incidente y buena parte transcurrió con los brazos del menor esposados a la espalda y la cabeza puesta contra una almohada echada en el suelo.

Seguir leyendo.

Segunda ceremonia fúnebre en la Plaza de la Armería’

La celebración de la Fiesta Nacional fue un acto más bien funeral en el que todos parecían querer estar en otra parte y en el que se estaba recordando la unidad política perdida

Una mujer moribunda graba los abusos a los que la sometía su enfermera

La provincia canadiense de Quebec ha anunciado dos investigaciones tras el escándalo suscitado en el país por un caso de acoso verbal de tintes racistas. En septiembre, Joyce Echaquan, una mujer indígena de 37 años, retransmitió a través de Facebook Live vídeos en los que su enfermera la insultaba. Echaquan había ingresado por dolores estomacales unos días antes en un hospital de la ciudad de Joilette, a unos 70 kilómetros de Montreal. A los pocos días, el 28 de septiembre, falleció.

Seguir leyendo.

De culpas y responsabilidades

En la Comunidad de Madrid no estamos ante una heroína que se defiende de un Estado liberticida sino ante una acción premeditada

Demasiados platos únicos en el mismo menú

Como consecuencia de la polarización, estamos perdiendo el paladar para las cosas que nos afectan, incluso para las cosas en las que nos jugamos cosas trascendentes en nuestro propio futuro

Mañana empiezan las concreciones

El Gobierno presentará su plan económico para la recuperación, que tiene en la digitalización, la igualdad y la cohesión territorial sus ejes principales. Debería empezar así un tiempo nuevo en el que los partidos no nos obliguen a medir baladronadas, sino planes

Apuntar a otra diana

Estamos observando el asunto de la pandemia desde la perspectiva de la trifulca de los partidos y deberíamos hacerlo desde los intereses de la ciudadanía

Paraisópolis, una favela contra el virus

La señora Brito, viuda de 58 años, está acostumbrada a cuidar de otros. Durante años mimó a su marido tras un ictus, visita a enfermos postrados en cama, tiene adoptada a una vecina anciana que vive sola y que, según sus cálculos, debe de rondar los 90 años. Un auténtico triunfo en una favela brasileña como esta de Paraisópolis. Lo que jamás le había ocurrido a Isabel Brito es que alguien estuviera tan pendiente de su familia. “Es la comida, la cesta básica, todo. La muchacha que viene todo el tiempo… Pregunta si estamos enfermos, si tenemos fiebre; trae mascarillas, gel desinfectante…”, detalla maravillada sin quitarse la mascarilla esta mujer que vive con su nuera y tres nietos en una de las mayores favelas de São Paulo. Toda esa ayuda es fruto de un dispositivo organizado no por las autoridades, sino por el potente movimiento vecinal de Paraisópolis para afrontar el desafío más reciente en sus casi 100 años de historia. El coronavirus.

Seguir leyendo.

Así no se puede seguir

¿Cómo se sentirían los pasajeros de un avión si en medio de una tormenta formidable vieran al comandante y a sus copilotos enredados en una pelea a puñetazos? Algo así es lo que deben estar sintiendo los ciudadanos españoles

El mensaje de los vencedores

Josep Tari empezó a vivir el fútbol en Valencia desde muy pequeño. Él había cumplido el sueño de cualquier niño de su edad: su padre era portero del Valencia CF. Pero no de los que paran goles. Mucho mejor. De los que tenían la potestad de abrirte las puertas del paraíso. Como tanta gente en los sesenta, Ángel Tari, empleado de Renfe, complementaba su trabajo los fines de semana con otras tareas. “Sí, mi padre era portero de Mestalla, el que cortaba las entradas y te permitía el paso”. Juntos llegaban dos horas y media antes todos los días de partido y el niño Josep se pasaba el tiempo recorriendo el campo para entretenerse. “Me vi todos los partidos del Valencia, del filial, no me perdía ni uno…”.

Seguir leyendo.

Cónclave de cocineros

En apenas una década, el Basque Culinary Center (BCC) de San Sebastián se ha convertido en referencia de creación y conocimiento para la gastronomía. Así que parece el lugar idóneo para convocar un cónclave en el que cocineros españoles de distintos ámbitos y regiones elaboren un menú con el que provocar la reactivación urgente del país. Nadie sabe aún a cuánto ascenderá la cuenta que la covid-19 va a pasar al mundo de la restauración globalmente. Pero será alta: he aquí grandes recetas para no quedar en el camino a cargo de los donostiarras Elena Arzak y Andoni Luis Aduriz (Mugaritz), la gallega Lucía Freitas (A Tafona), el riojano Francis Paniego (Echaurren) y los madrileños Javier Goya y Javier Mayor, del Grupo Triciclo. Todos ellos acogidos en torno a una mesa con el protocolo de separación bien medido por el anfitrión, Joxe Mari Aizega, director del BCC.

Seguir leyendo.

“En 10 años podríamos incorporar 7.000 investigadores. Esto puede cambiar un país”

Detrás de una mascarilla de tela negra hay una persona que pertenece a un grupo de riesgo. Lo dice asomando la nariz y escondiendo una media sonrisa. Tras la mascarilla negra asoma un sabio que agita con energía la pócima de la reconstrucción con tres ingredientes: talento, investigación y universidad. Andreu Mas-Colell (Barcelona, 1944) es un hombre afable que pide una cocacola en una mañana de septiembre en la plaza de Kennedy de Barcelona. Si de pequeño realizó un trabajo en el colegio fascinado por el Barrio Gótico de Barcelona, de mayor logró que su libro Microeconomic Theory, junto a Michael Whinston y Jerry Green, se convirtiera en el manual de referencia. Padre de tres hijos (todos viven en Estados Unidos), decidió volver a Barcelona en 1995 tras una exitosa carrera. El catedrático, cofundador de la Pompeu Fabra, profesor de Harvard y de Berkeley, dejó la academia y volvió a la Administración para lidiar con la peor crisis financiera por la que ha atravesado la Generalitat. Ante la nueva crisis, respira y responde: “Tenemos que encontrar una normalidad interina que permita que la economía funcione con normalidad y que la vida educativa funcione con plena normalidad”.

Seguir leyendo.

Vídeo | La impresión 3D: una pasión o una manera de cambiar el mundo

En el mundo hay más de 100 millones de personas sin una o más extremidades. De ellas, el 83% no tienen acceso a un dispositivo para persona amputada que les haga la vida más fácil. Guillermo Martínez (Madrid, 26 años) convirtió su pasión por la impresión 3D en una oportunidad para tratar de cambiar esta situación.

Seguir leyendo.

“Más que inmunizarse contra la gripe, es esencial que los niños tengan al día el calendario de vacunación”

Poco a poco las escuelas van abriendo sus aulas. Sus puertas han permanecido cerradas a cal y canto desde hace seis meses por la covid-19, aunque algunas ya empezaron a abrir tímidamente durante los meses de verano para acoger a algunos grupos de niños en campamentos. En estas próximas semanas, los cerca de 8.200.000 estudiantes de las distintas etapas educativas de Infantil, Primaria, Secundaria/Bachillerato y Formación Profesional estarán incorporados a su día a día académico. Alumnos y alumnas con edades comprendidas entre tres y 17 años entrarán en la “nueva normalidad” escolar con geles desinfectantes, mascarillas obligatorias y guardando la distancia de seguridad. Una apertura de los centros que se produce tan solo varias semanas antes de que se inicie la campaña de vacunación de la gripe. Una enfermedad que comparte alguna sintomatología con el SARS-CoV-2 (covid-19), como fiebre, tos, dolor de garganta o dolos (muscular), y con la que se quiere evitar la enfermedad y sus complicaciones, sobre todo en poblaciones vulnerables, y prevenir así la saturación del Sistema Nacional de Salud.

Seguir leyendo.

“Ya no soy yo”: los últimos días de Robin Williams, un genio que se estaba rompiendo por dentro

“¿Puedes imaginarte el dolor que debió sentir cuando se dio cuenta de que su mente se estaba desintegrando? Y además debido a algo desconocido”, dice Susan Schneider Williams, la viuda de Robin Williams, en el nuevo documental que narra los últimos meses de su vida, Robin’s Wish, dirigido por Tylor Norwood.

Seguir leyendo.

Menos banderas y más médicos

El acuerdo suscrito ayer por Sánchez y por Ayuso nos muestra la magnitud de la descoordinación en la que hemos vivido

Ayuso, paso de página imprescindible

El presidente del país con peores datos de Europa y la presidenta de la Comunidad con peores datos de ese país, deben unirse en un tono que no tenga absolutamente nada que ver con la soberbia

Marear la perdiz inútilmente

La pandemia cumple seis meses entre nosotros, y la política debería entender que ahora mismo o ayuda, o debería jugar un papel mucho más discreto

El video que reivindica el papel fundamental de los profesores en esta vuelta al cole atípica

Muchos colegios de distintas comunidades ya han abierto sus puertas en esta vuelta al cole atípica. Un retorno a las aulas que pone el foco en las acciones para proteger a niños, niñas y adolescentes frente al coronavirus y en que los alumnos consigan, en cierta medida, recuperar el ritmo normal que han perdido tras seis meses de parón escolar por la pandemia y el descanso estival. Y en medio de todo este escenario surge la figura fundamental de los maestros y maestras para lograr que ambas acciones, evitar contagios y educar, sean posibles.

Seguir leyendo.

¿Sabe alguien qué nos está pasando?

No me digan ustedes que después de seis meses no han tenido tiempo de averiguar cuál es la magnitud de nuestras carencias

La pandemia a través de los ojos de las niñas adolescentes

“La gente aquí tiene miedo porque la covid-19 no tiene ninguna cura conocida”, dice Madhu, desde Nepal. “Extraño bastante a mis amigos”, contesta Antsa, en Madagascar. En los últimos meses, nuestras vidas se han visto afectadas por la pandemia de la covid-19. Para las niñas de todo el mundo, esto ha significado enfrentar crecientes amenazas a su seguridad y bienestar, incluidas prácticas nocivas, como la violencia, la explotación, el abuso, la exclusión social y  la separación de sus tutores, padres y amigos.

Seguir leyendo.

Multas de 4.200 euros a un restaurante y dos voluntarias por un reparto de comida solidaria en el confinamiento

A Javier Márquez, propietario de la Lusitana Tasca, un restaurante de comida luso-extremeña enclavado en el barrio valenciano de El Cabanyal, la declaración del estado de alarma le pilló con las neveras repletas de género ante las inminentes fiestas de Fallas. En un santiamén, de acuerdo con otras asociaciones vecinales y sociales, el 17 de marzo se puso a cocinar y, con la ayuda de dos voluntarias, cocinaron y repartieron ese día 84 raciones de comida entre las familias más vulnerables del distrito. Pero llegó la Policía Local de Valencia y los multó porque no cumplían con la normativa: 600 euros a cada una de las voluntarias y 3.001 euros al restaurante.

“No lo entendemos ninguno. Lo hicimos de manera no lucrativa”, explica el restaurador, que ha puesto en manos de abogados el recurso a las sanciones. En un vídeo, Márquez explica que tras la prohibición de abrir el establecimiento al público, una vez se decretó el estado de alarma por el coronavirus, decidieron cocinar para personas que lo necesitaban. “No había gente dentro del local, íbamos protegidos con EPI y las voluntarias portaban mascarillas y guantes”, recuerda este extremeño afincado en Valencia desde 2015.

Dispensaron la comida a las familias en intervalos de 10 minutos para evitar aglomeraciones, cuenta Márquez. Pero el Policía Local que se personó en el establecimiento les aseguró, de malos modos, que iba a cerrarle el establecimiento tras observar a personas en la puerta recogiendo comida. “A una voluntaria, que protestó por su actuación, le dijo incluso que dejase de hacerse la buena samaritana”, añade el cocinero.

El Ayuntamiento de Valencia los ha sancionado con una infracción grave, concretamente por hallarse en funcionamiento cuando estaba prohibido, según el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma. Los afectados se niegan a pagar esas multas, que suman 4.200 euros, porque, en su opinión, no se tiene en cuenta el carácter solidario y no lucrativo de la actividad y porque no se relatan de forma objetiva los hechos ocurridos”.

La imposición de las multas y su cuantía han sorprendido incluso al alcalde de Valencia, Joan Ribó, quien tras conocer la historia ha asegurado que se revisarán. El alcalde ha afirmado en una red social que “no tiene ningún sentido multar a quien reparte solidaridad” y ha añadido: “Parece que la sanción se produjo en los primeros días de confinamiento, cuando las indicaciones de las autoridades sanitarias estaban definiéndose”.

Seguir leyendo.

Hacinados en Mathare

Medio millón de personas viven en este asentamiento informal en Nairobi, uno de los más grandes de la capital de Kenia, y uno de los más poblados del mundo. Las infraestructuras higiénicas y de espacio en las viviendas precarias no son las más idóneas en ningún caso y mucho menos para estar confinados como medida para prevenir la covid-19. Las condiciones de vida ya son de por sí paupérrimas y carecen de todo lo elemental y necesario para una vida minimamente digna. El coronavirus ha venido a complicar todo aún mas, sin que existan datos siquiera comprobados de población afectada. Además, los problemas de salud habituales, los accidentes domésticos y la carencia de agua y saneamiento se están convirtiendo en problemas aún más graves de lo habitual, sobre todo, para los niños. En este reportaje, los informadores locales en los suburbios del equipo de African Slum Journal cuentan la historia de una familia y le ponen rostro a esta realidad durísima que evidencia cómo la pandemia no afecta a todos por igual.

Seguir leyendo.

Qué debes tener en cuenta si planeas tus vacaciones para septiembre

Los datos que diariamente conocemos sobre la evolución del coronavirus en España y en el mundo hacen que quienes están planeando sus vacaciones para el mes de septiembre se enfrenten a varias incógnitas a la hora de viajar. De hecho, el miedo a las consecuencias del virus es el principal motivo por el que un 40% de los españoles creen improbable irse de vacaciones este año, según un informe de ObservaTUR. Porque la nueva normalidad es bien distinta a la antigua en lo que se refiere a los viajes, hay que tomar ciertas precauciones si vamos a hacer turismo fuera de nuestras ciudades.

Seguir leyendo.

De bailaor a cuidador, por su madre

La historia de Carmen es una historia de pérdidas. Con ocho años perdió a su madre y aquella desgracia truncó su sueño de ser bailarina. Su padre se enteró de que iba a clases de danza a escondidas y le obligó a abandonarlas. Luego llegaron los rigores de la posguerra, un embarazo a los 15 años y el repudio familiar. La vida le obligó a olvidarse de su sueño para siempre. Ahora, los olvidos de Carmen son más cotidianos. Ni siquiera reconoce su rostro ante el espejo, pero mantiene intacta su pasión por el baile. Hace seis años le diagnosticaron alzhéimer. También hace seis años, su hijo, Paco Mora, decidió abandonar su carrera de bailaor para cuidarla. Se le ocurrió que la música podría ayudarle a combatir la enfermedad y así fue como Carmen debutó sobre los escenarios. Pedro Morato narra su historia en el documental En mis zapatos.

Seguir leyendo.